jueves, 30 de octubre de 2008

LA MUSICA PINTADA


Desde la Antigüedad, los músicos aprovecharon el lenguaje colorista para traducir sus conceptos abstractos. Son múltiples los préstamos semánticos que un arte ha hecho al otro. El color, croma entre los griegos, es una palabra que se utiliza como equivalente de timbre. El adjetivo brillante, una cualidad indiscutible del color, es empleado por los músicos en el sentido de nítido.
Lo mismo sucede a la inversa, pues los términos tono y armonía fueron una herencia que la música hizo a la pintura. Y en perfecta mezcolanza músico-pictórica se habla de “escala cromática”.
Henri Matisse era violinista, lo mismo que Paul Klee, y Kandinsky no hizo otra cosa que intentar pintar la música.
La Escuela de Arte ARTEMISIA de Dolores de Pacheco y la Asociación Cultural ALBORADA presentan, de nuevo, una exposición conjunta, esta vez consistente en las diversas visiones plásticas del mundo musical que tienen mis alumnos-colegas de pintura. No nos hemos atrevido a pintar la música, pero al menos sí a los músicos y sus instrumentos.
"MUSICA PLASTICA"
Exposición Colectiva de Pintura
Galeria Municipal de Exposiciones "Vicente Noguera"
Torre Pacheco. Murcia.
Del 2 al 15 de Noviembre de 2008
Inauguración: Domingo 2 a las 18,00 h

viernes, 17 de octubre de 2008

RUIDOS ARMONICOS

Aqui va otra muestra de la Clausura de Alter Arte. La composición de Llorenç Barber era más rica e impresionante, pero mi teléfono móvil no da más de sí que estas pequeñas grabaciones del espectáculo. En todo caso es un documento que he creído necesario aportar a las fotografías, mudas y estáticas.

video

video

video

lunes, 13 de octubre de 2008

ALTER ARTE MURCIA 08


Como no podía ser menos, este Festival Cultural ALTER ARTE ´08 ha puesto de manifiesto que el Arte sigue vivo y que, aunque parezca increíble, el Arte Contemporáneo no nos deja indiferentes y puede causar tanta polémica como la cotidiana entre forofos del fútbol. No todo está perdido pues.
No voy a dar aquí ninguna respuesta a la que se ha montado en Murcia con lo de Leo Bassi, tal vez porque uno cada día está más sumido en los interrogantes que en las respuestas. Sólo apuntar que algo se mueve en la cultura murciana.
Este domingo 12 de octubre, a las 22.00 horas, en la Gran Vía de Murcia estuvimos inmersos en el escenario de la última aventura acústica de Enrique Máximo y el prestigioso compositor valenciano Llorenç Barber en el concierto que ha puesto punto y... ¿seguido? al Festival Alter-Arte'08.
Una armónica concertación del instrumento más representativo del siglo XX, el motor de explosión en muchas de sus variantes, con los elementos más singulares de la tradición sonora del antiguo Reino de Murcia: tambores (de Hellín, Mula y Agramón), metales y voces humanas, es decir, «la piel, el mineral y lo racional», según habían anunciado desde la Consejería de Cultura.
Durante una hora, los cuatro carriles de la calle estuvieron ocupados por otras tantas líneas de vehículos. Las dos líneas centrales para vehículos estacionados o fijos, es decir para las manifestaciones usuales de la vida cotidiana: coches de época, autobuses, camiones de basura, de limpieza viaria y turismos privados.
Los otros dos fueron para los vehículos móviles: Bomberos, Policía Local y Nacional, Guardia Civil, Protección Civil y ambulancias, que hicieron uso de sus cláxones y luces, al igual que los estacionados, y de sus sirenas de alarma. Giraron en sentido contrario a las agujas del reloj, el ascendente, para visualizar el eje vertebrador de los tres niveles de intervención musical: suelo, entresuelo y cielo, lo mismo que inmortalizó Belluga en su célebre frase al tomar posesión de la Diócesis de Cartagena. Además, grupos de coros y metales, a diversas alturas de la céntrica calle, intervinieron en la obra a intervalos previstos por el compositor.
Bicicletas y patinadores, a modo de orugas y libélulas, con su libertad y sutileza, sirvieron de contraste a la mecánica rotundidad de los motores.
Y sumándose a esto, y por encima de todo, ráfagas secuenciadas de silbidos y pirotecnia culminaron el concierto en cuatro minutos finales de ininterrumpidas series de carcasas en rojo, ámbar y verde (colores universalmente asignados a los semáforos que rigen el tráfico) que, desde el Puente Viejo y con restringido alumbrado público a lo largo de la calle para dar la idea de sala de concierto, servieron de espectacular telón de fondo y cierre de tan atrevido e irrepetible espectáculo.
Así, la clausura de Alter-Arte ha sido un multiforme carrusel que hunde sus raíces en la tradición romana del circo, se reinterpretó en el barroco a través de las naumaquias con carruajes de Piazza Navona, y ahora, en nuestro tiempo y con el precedente de la magistral zarzuela homónima de Chueca y Valverde, nos lo han presentado al veredicto del auditor/espectador, intentando poner en armónica evidencia la disputa entre el pasado y la modernidad que supuso para la medieval trama urbana de Murcia la apertura de la Gran Vía.


viernes, 10 de octubre de 2008

EL CURA CURATOR

De las muchas asociaciones, ayuntamientos, instituciones y entidades que organizan concursos de pintura al aire libre, destaca, por lo peculiar, que sea una parroquia, en este caso la de Santa María de Gracia de Murcia, con su cura al frente, la que lo haga. Me acaban de llegar las bases de la edición de este año. Es un concurso que siempre ha premiado o adquirido mis obras para posterior rifa pro prestauración del templo. Uno no sabe si sentirse útil o mercancía, pero es importante que se hagan estos eventos en Murcia, y este barrio, en sus Fiestas Patronales, es todo un ejemplo. Ojalá pronto se amplíe a la totalidad del casco urbano de la bella ciudad del Segura.

NADAR PEGADOS

Hay aguas llenas de colores esperando ser surcadas por almas que buscan y se encuentran, que se sumergen, libres de equipaje, liberadas de cargas inútiles y dispuestas a buscar en el fondo de las cosas.

COSQUILLAS EN LA PLAYA DE EL PORTÚS

Aunque se haya acabado la temporada veraniega, una mañana de domingo cualquiera, te puedes sumergir en la pura belleza: unas aguas cristalinas y transparentes como nunca y el sol filtrandose y jugueteando en infinidad de colores y destellos a través del jugueteo de miles y miles de peces que te rodean mientras sientes el cosquilleo que producen en tu piel. No era un sueño, pero se le acercaba. Los niños jugaron con ellos, y con sólo abrir las manos los cogian a puñados y luego los soltaban: no eran tan bonitos dentro del cubo de plástico.

VELEROS DE TIERRA ADENTRO

De camino a El Algar he vuelto a parar y disfrutar del espectáculo impresionante de uno de los pocos MOLINOS DE VIENTO que aún funcionan en el Campo de Cartagena. Ya de crío, cuando el doctor Carlos Romero Galiana iba fotografiandolos y catalogándolos, solía yo coger la bicicleta, unos lápices y un bloc y andarme los caminos y las sendas para dibujar estos gigantes que poblaron nuestra comarca. Unos ingenios que movidos por la fuerza de los vientos de jaloque, levante, mistral o leveche, con sus velas latinas y sus ocho palos, trabajaron sin descanso para sacar las aguas subterráneas a la superficie, para moler el cereal y fabricar la harina y para picar el esparto o refinar la sal. Hoy dia, la mayoría decrépitos y ruinosos, piden a gritos ser restaurados y puestos en valor con su increible belleza monumental.
«Sólo hay molinos tan bellos como los nuestros en Mikonos y Creta, pero nuestros paisanos no se enteran», dijo el poeta Antonio Oliver a Asensio Sáez. Como dijera la poetisa Carmen Conde estos molinos« en el campo son navíos / y que aquí, ya veleros anclados, te aureolan. / ¡Cuánto barco en tu pueblo de oleajes / derramándose el campo en blancos lienzos!

PINTANDO LA MUSICA

Con la mirada puesta en la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música, desde la Academia ARTEMISIA y todos mis alumnos de pintura, ya estamos trabajando en un nuevo proyecto pictórico: una exposición en torno a las distintas visiones plásticas sobre el universo musical. Como en otras ocasiones, ya empezamos a disfrutar de la tensión creativa, así que probablemente el proceso de elaboración ya habrá merecido la pena. Esperamos contar con tan buena acogida como ilusión y trabajo le estamos poniendo.

TEATRO ROMANO DE CARTAGENA


Y pensar que hace unos años ni se tenía conocimiento de que entre los vestigios arqueológicos de esta trimilenaria ciudad de Cartagena se encontraba tan esplendoroso teatro romano... Hemos ido a visitarlo y nos ha sorprendido la magnífica labor de recuperación y la embergadura del gran museo adjunto, proyectado por el arquitecto Moneo. Cuando las cosas estan bien hechas hay que reconocerlo y bien podemos sucumbir, erizados, ante un monumento de tanta importancia. Hemos de sentirnos orgullosos de nuestra historia y, desde ahora, casi nos es posible adentrarnos en ella. Una visita imprescindible







UNA SEPIA EN CALA CORTINA


Si has de esperar, cámara en ristre, a que las regatas salgan o entren por la bocana del puerto, nada mejor que las vistas desde Cala Cortina, uno de esos rincones increibles de nuestro litoral y a dos pasitos de la ciudad. Si no te esperas a la comida te pierdes un exquisito arroz con bogabante en la terraza del Mares Bravas, pero te puedes pedir una sepia a la plancha y no necesitaras mucho esfuerzo para imaginarte de vacaciones en el mejor de los destinos turísticos, allende los mares. Carpe Diem aquí al lado.

MAGIA EN LAS NOCHES DE CARTAGENA

Con motivo de las regatas del Trofeo Audi Med-Cup, la ciudad de Cartagena rebosaba ambiente deportivo, festivo y, por las noches, mágico. El mago JAMMES GARIBO eclipsó a las estrellas y a los fuegos artificiales que iluminaban las aguas y los barcos del puerto.

EL CAMINANTE SOBRE EL MAR DE NUBES

No tiene nada que ver con las cumbres suizas en las que el pintor aleman Friedrich situó a su caminante, pero uno, a veces, puede abstraerse de la ciudad, alejarse de ella sin poder abandonarla, pasear por las nubes y perderse en la contemplación de lo efímero o en la búsqueda de lo eterno. Somos caminantes sin estar seguros de estar avanzando, nos marcamos un rumbo y dudamos de que sea el acertado. Al final, solo hemos salido a dar una vuelta, un giro, un interrogante.

jueves, 9 de octubre de 2008

GIRAR Y GIRAR Y BUSCAR UNA SALIDA

Venía en el coche, sonaba una canción que me gusta y estaba dándole vueltas y vueltas a la cabeza, "de mi corazón a mis asuntos" que dijo Miguel Hernández. El autóvil, a veces, no sólo sirve para salir, sino para entrar y encontrarte o, al menos, para intentarlo... y el cerebro está lleno de recovecos, peldaños, subidas, bajadas y curvas sinuosas.


"Llevo en el equipaje . . .
El ruido de fondo que suena en tus labios
Y un rastro de notas haciendo equilibrio
En la cuerda floja de los calendarios.
Girar y parar y luego girar
Sacudirle el polvo a la chistera
robarle el tiempo a la cartera.
Girar y girar y luego parar
Antes de regresar al punto de partida
Al sur de mi nostalgia detenida.
Llevo en el equipaje . . .
Las cuentas pendientes que tengo conmigo
Un alma devota de las carreteras
Y un sueño reciente que aún no he vivido.
La vida es mi mejor coartada
Tu corazón mi recompensa
Confieso que perdí batallas
Pero aún no se acabó la guerra.
Girar y parar y luego girar
Sacudirle el polvo a la chistera
robarle el tiempo a la cartera.
Girar y girar y luego parar
Antes de regresar al punto de partida
Al sur de mi nostalgia detenida"
(Miguel Ríos)

POP Y ROCK. CONCIERTOS EN FAMILIA



Aunque uno sigue cada día más joven, para qué lo vamos a negar, diga lo que diga el calendario, es una evidencia que van pasando los años y los hijos se te hacen adolescentes, sin habernos dado cuenta. Este verano, por primera vez, hemos podido compartir con ellos no sólo conciertos sinfónicos, cine, teatro o ballet: casi igualados bajo los focos y las guitarras eléctricas hemos ido juntos a los conciertos de los HOMBRES G o SERGIO DALMA... Aunque, todo hay que decirlo, los papis saltamos más y quemamos más adrenalina.

miércoles, 8 de octubre de 2008




Mientras la Exposición "EL ARBOL DE LA VIDA" sigue su rumbo itinerante por diversas salas y ciudades, he logrado embarcar a mis alumnas y alumnos en otro proyecto que hemos titulado "SILENCIOS", lleno de horizontes, paisajes solitarios y deshabitados y flores. Todo un homenaje a la inmensidad de la naturaleza y a la grandiosidad de lo pequeño. La exposición se ha podido ver en la Sala Municipal "Vicente Noguera" de Torre Pacheco y, como siempre, iniciará un camino propio para llevar las creaciones, en esta ocasión de más de 60 artistas, por toda la geografía de dentro y fuera de esta Región.
La inauguración contó con un plato especial: Un concierto de pop-rock en directo, a cargo de "THE ASIMOVS", en donde toca Sebas, uno de los miembros de la Academia ARTEMISIA.
Desde aquí mis felicitaciones por la variedad, la calidad y la sensación de conjunto de todas las piezas. No es ya que me sienta orgulloso, es que he de confesar que estos resultados son los que le hacen a uno comprobar que contribuye a algo que está por encima de él, y lo supera. Gracias.




BURGOS 2008


Desde pequeño, mi padre me relataba sus años mozos en Burgos. Aquellas narraciones hechas de manera prolija (buena herencia que yo he transmitido a mi hija Marina: "de tal palo...") y llenas de anécdotas sobre las gentes, los paisajes, la climatología y la gastronomía de la zona, hicieron que, a la menor oportunidad fuese a visitar de estas maravillosas tierras. Ya llevo tres años acudiento al concurso de pintura "Catedral de Burgos". Esta vez una novedad: se vino toda la familia, y Marina y Miguel (hijos y, sin embargo, alumnos) pintaron también. Además, yo empleé por primera vez al aire libre la técnica de las tintas chinas y estilográficas, trabajando sobre el cuadro en negativo (partiendo del negro). La ocasión se merecía esta innovación, dado que es un concurso poco figurativo y muy amigo de la abstracción o el minimalismo... "ya ves tú", ¡con esta impresionante catedral que es todo menos minimalista! Pasamos frío, quién lo diría, con los calores que tenemos por Cartagena, pero nos calentamos con unas morcillicas de Burgos que nos recobraron la vista (ciegos íbamos entre el hambre, el frío y la explosión de tanta belleza de la ciudad); cosa que, con toda seguridad le habría venido bien que le dieran al jurado del concurso.
Por cierto, no se puede despedir a cientos de personas venidas de toda España sin permitiles ver las obras seleccionadas, pendientes de una voz en off, que no dio la cara, avisando que recogieran los cuadros y a casita. No pasa esto en ningún concurso. Es una pena, esta ciudad y esta catedral no se merecen estas maneras.

EL GORGUEL AMENAZADO


Me gusta disfrutar del encanto de los pocos rincones vírgenes que aún quedan por los campos, los montes y la costa de la Comarca de Cartagena. El Gorguel se merece todo el disfrute de una estupenda excursión: tras el espectacular paisaje minero, avanzando por los caminos y senderos paralelos a una rambla aún llena de vegetación autóctona y palmeras, se llega a unas casas "artesanas" improvisadas durante decenios por pescadores y lugareños y, después, a esta preciosa bahía donde, entre el agua, las olas, la espuma, la arena, las rocas, el cielo, las nubes, la vegetación... puedes encontrar todas las luces y todos los colores de la más completa paleta.

En esta joyica del mediterráneo quieren establecer un muelle de contenedores de mercancías marítimas... Hay cosas que parecen increibles pero hay gentes capaces de todo.


GUADIX 2008


Tal como he venido haciendo ultimamente en mis obras de "pintor de la legua", busqué una panorámica para pintar Guadix, esta vez desde la zona de los huertos cercanos a la ermita. El año pasado me situé en pleno centro y realicé una obra con el pálpito vital de la calle, muy urbana y llena de transeúntes y personajes. Esta vez ha sido más rural, igual de caluroso y, como siempre, una maravillosa y agridulce lucha contra mí mismo, las musas, el reloj y la increible belleza de está ciudad granadina. Por cierto, he podido ver que se estan realizando unas nuevas excavaciones arqueológicas y se ha encontrado todo un teatro romano. A partir de ahora, este cartagenero se va a sentir, si cabe, más unido todavía a Guadix.

VIENDO LOS BARCOS VENIR


Como los calores aprietan en este verano cartagenero y todo no va a ser beber agua, nos hemos ido a pasear por puerto, a disfrutar de las vistas y de la brisa marina. Hemos presenciado la llegada de algún velero, después de surcar los mares. Como el agua se está poniendo por las nubes (y no termina de caer) nos hemos conformado con un mojito, que hemos saboreado mientras yo he imaginando lejanas tierras y soñando, como antaño, con mil aventuras de esas que siempre he devorado en los libros de mi juventud.

BOTIJO VEO, BOTIJO TUNEO


Cuando llegan los calores, no hay nada como el aguica fresca de una cántara del Campo de Cartagena o de un tradicional botijo. Claro que como a uno le da por emplearlos en sus creaciones, pues a los concursos de pintura al aire libre ha de asistir con la botella de plástico.
En la Academia Artemisia hemos realizado toda una serie de creaciones artísticas utilizando el botijo como base e inspiración. La tarea ha formado parte del ambicioso proyecto plástico de homenaje al agua organizado por el COLECTIVO REACTIVO. Nuestras obras, aunque no han llegado a la Expo de Zaragoza, han estado expuestas en el Museo de la Ciudad de Albacete. A mí, además, me han seleccionado para la exposición inaugural del Museo del Agua de Ruidera. Con mis alumnos, ya estamos organizando una próxima exposición sobre el Agua, en la que habrá pintura, instalaciones y estos botijos tuneados. Incluso después de la Expo, el agua sigue siendo una preocupación para todas las gentes, aunque no sean de esta Comunidad Murciana, y aunque se dedique a estas cosas del Arte.

CEHEGIN



Cehegin, con su imponente casco viejo, lleno de callejuelas árabes, es una de las localidades más bellas de la Región de Murcia. La he visitado muchas veces y organizado escursiones en mis tiempos de asociaciones juveniles, la he fotografiado con todas las luces y en todas las estaciones, y fue uno de los primeros lugares en donde expuse, aún adolescente, en la sala de CAJAMURCIA. Nunca había podido asistir al concurso de pintura al aire libre. Fue la primera vez y fue un gran día. A mi lado, pintando uno de sus vibrantes y originales cuadros, mi discípulo Javier Saura, disfrutamos, desde los huertos de las afueras, de un caluroso y artístico día; aunque nos protegimos, entre sol y sombra, por unos árboles, y fuimos abastecidos de agua fresca y ¡helados! por el padre de Javi. A él se le quedó un gran cuadro y el mío tuvo la suerte de ser premiado por el jurado.