miércoles, 31 de diciembre de 2008

LA ULTIMA HOJA



Como "la hoja roja" del librito de papel de fumar, que escribiera Delibes, o como la última hoja del árbol... ha caído la última hoja del calendario. El tiempo dicen que es circular, cíclico, como las estaciones... Yo no se si retorna eternamente o, más bien, se avalanza, lo cierto es que cada vez fabrican los años más cortos y se me pasan volando... Será la crisis.
Cuando vas perdiendo amigos de tu generación, aunque aún seas oficialmente joven maduro, el frío se te va metiendo en los huesos y los inviernos son cada vez más duros. Uno no puede saber cuánto va a caminar por este jardín, así que "carpe diem", amigos, a disfrutar de todos los rayos del sol.
El año que termina ha sido un libro completo, con páginas a menudo interesantes y alguna vez aburridas, con momentos de alegría y, a veces, de dolor, con raticos de gozo, de fiesta compartida, de esperanza, de creatividad... Alguna vez, incluso, hasta nos hemos perdido en la lectura y puede que hasta nos hayamos dormido con el libro abierto... Pero hemos llegado a la última hoja... y la saga continúa.
Aunque con esta vida de vértigo que vivimos nos sea difícil, hemos de echar una mirada al camino recorrido, aprender de los tropiezos, reponer fuerzas y seguir caminando... ya sabéis que tal vez no lleguemos a Ítaca, pero el viaje merece la pena, sobre todo en compañía.
Feliz año Nuevo. Os deseo mucha salud para seguir y que tengáis fuerzas y reservas de agua cuando lleguen los desiertos y de sonrisas cuando atraveséis los vergeles.

7 comentarios:

Piluca dijo...

Eres un artista: no se si me gustan más tus cuadros, tus fotografías o cómo escribes. Admiro tu manera de ver las cosas y de plasmarlas, cómo sientes y cómo nos haces sentir...

Piluca dijo...

... y ¡feliz año para tí y los tuyos! te mereces lo mejor...

Padme dijo...

este año es un poquito más largo, javier. tienes un segundo más para que te caliente algun rayo de sol de esos que tanto bien nos hacen.

yo creo que cada año ha de tener un poco de todo pero siempre en su justa medida. uno no puede ser plenamente feliz sin haber sido en alguna ocasión desgraciado. es lo que nos da la medida de las cosas y lo que nos hace valorar siempre las cosas buenas. y eso es lo que yo te deseo para el próximo año. todo cosas buenas y buenísimas con todo mi cariño.

besos. feliz año nuevo.

Alberto Márquez dijo...

Me encanta. Muy bonita. Feliz año compañero.

Padme dijo...

pues estoy otra vez aquí, porque haces que me pierda con tus palabras y se me queden en el tintero otras cosas. y es que tu fotografía es una pasada. me encanta esa facultad que tienes para hacer hermosas las cosas más cotidianas. no te creas que no he venido a verla veces. de hecho en ocasiones la visualizo mentalmente. es una composición estupenda.

qué envidia, por favor.

Javier Lorente dijo...

Vais a hacer que me sonroje, muchas gracias. De todas maneras esto del arte es una manera de comunicarse, al fin y al cabo, y tan importante es la emisión como la recepción y la retroalimentación, ya sabeis: que de nada valdrían los brindis al sol si no hubiesen miradas artísticas y sensibles como la vuestra, que sepan apreciarlo. Besicos

Anónimo dijo...

ya veo que no soy la única que está prendada de tu blog y de esta foto, muchas gracias por mostrarnos el mundo a través de tu mirada.

lv