martes, 6 de mayo de 2008

ALEJANDRA Y EL MAR



Como fotógrafo de la BBC (bodas, bautizos, comuniones), uno procura disfrutar con lo que hace y aprovechar el evento para echarle un poco de "arte" a las fotos. No creo que en fotografía hayan temas mayores y temas menores, al contrario, se puede hablar de géneros, pero no hemos de renunciar a poner lo mejor de nosotros mismos en cada disparo. Particularmente, me encuentro tan bien haciendo un reportaje como haciendo un book, unas fotos de estudio o unas fotos creativas, sin encargo previo ni objeto aparente. Fotografiar, al fin y al cabo, no es otra cosa que pintar con luz, plasmar colores, luces, sombras, volúmenes, reflejos... y puede ser tan rico componer un paisaje como trabajar con la figura humana, captar el momento, el movimiento, el evento o el gesto, como plasmar la aparente inmutabilidad de la aparente quietud.
Este puente de mayo he estado pintando en casa, terminando un par de cuadros, y de reportaje, con Alejandra y Jorge. Hemos trabajado su boda con dos magníficas localizaciones: el caserón de Roda, con sus estancias cargadas de historia y sus hermosos jardines, por los que han paseado marqueses, príncipes y ministros... y cómo no, el mar mediterráneo.
Ha sido un buen finde.

1 comentario:

jm dijo...

Qué bueno, no había visto en mi vida al mar acariciar de esa manera a una novia, sinceramente ESPECTACULAR. (supongo que el fotógrafo tendrá algo que ver ¿no?)
Chaomaestro.